sábado, 14 de noviembre de 2009

Los logros

Escuché a una actriz por estos días, comentar que las personas a partir de los 30 tienen poca capacidad para reconocer sus logros, porque el mercado o simplemente el mundo que nos rodea plantea constantemente nuevos objetivos de consumo, nuevas especializaciones profesionales, cuerpos ideales, mentes lúcidas y "sanas"...

Consideramos la posibilidad de inscribirnos en esos spa espirituales donde pretendemos que nos trasplanten las ideas y alcanzar una visión de la vida oriental (porque los chinos sí que la tienen clara ... ah, claro... hasta inventaron la pólvora!)

Los trabajos dignos no incluyen al trabajo social, eso es para ricos aburridos o la propia gente marginada. (Ah, eso sí... pagamos la cuota de la Casa Cuna cuando la vienen a cobrar a casa).

Estamos bombardeados por metas que alcanzar.

Y los logros???

Me quedé pensando...

Yo estoy metida en esta estadística, así que revisé mis metas.
Es gracioso porque inicié esta evaluación considerandome una mujer poco superficial pero me encontré cursando una maestría, escapandome 3 veces por semana al gym (eso sí es un logro) porque no me gusta el peso que me devuelve la balanza, soñando una casa, un auto, una fiesta de casamiento con 10 bochas de espejos en vez de 2, un colegio para Juan Martín...

También me vi pensando muchas veces en todas las posibilidades que tengo a mano (de las mágicas también) para que ingrese dinero extra a la casa.

Hice cursos de metafísica, de tarot, lei libros de autoayuda, de cómo hacerte rico con sólo escribirlo en un papel...

Y los logros???

Creo que los logros son una cosecha diaria y de toda la vida a la vez.

Gracias a mis padres, que me dieron la posibilidad de no tener que preocuparme por mi sustento en los años mozos, y gracias a mi voluntad de estudio pude graduarme. Eso me permitió trabajar en un lugar donde crecí mucho y donde conocí a Mauro.

Cambié de trabajo, pero no de amor. Juntamos mis cosas, sus cosas y sumamos. Quedé embarazada y hoy lo tengo a Juan a mi lado cantando cucú - cucú ñabañañbaña nanaana.

Y si... sueño con mi fiesta de casamiento pero tal vez, ahora que lo pienso mejor, no necesitemos las 10 bochas de espejos. Sólo la lista larga de amigos y familia para celebrar, comer y bailar.

De eso hay mucho.
Todo un logro.

3 comentarios:

Mariclo dijo...

Espectacular!!
Leerte me hizo pensar en mi logros...actividad que me parece super positiva.
GRACIAS!!!!

Merisan dijo...

Que buena reflexion...
me hizo recordar una idea en la que a menudo pienso, cuando se siente esa angustia inexplicable, los "logros" son lo mejor de nuestras vidas, lo mas sutil y lo que pasamos por alto casi siempre, aunque sea inconscientmente.
esas cosas que nos roban sonrisas de la nada, y por las que nos perdemos en pensamientos vagos y felices.

besos Lu

La Lourdesea dijo...

Qué lindo encontrarme con un comentario tuyo Meri!

Concuerdo con vos sobre esa sensación de perdernos en pensamientos vagos y felices, qué delicia.

Te mando un beso.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Pin It button on image hover