miércoles, 30 de diciembre de 2009

Un punto


Estos días estuve muy atenta leyendo los blogs que diariamente visito encontrándome con deseos, augurios, buenas intenciones...

En mi trabajo la gente salió de sus oficinas para abrazar a los del final del pasillo con sonrisas en sus rostros, franqueando esa distancia que sostuvieron por un año.

En la familia hubo llamados:
"Qué comemos? Qué llevamos? Cuántos somos? Viene Marcela? Y Gonzalo? Uhhh estamos todos!"

Despedimos otro año. O mejor dicho, le damos la bienvenida a uno nuevo.

Hice un recuento de mis deseos personales, de los familiares, y de aquellos que no sabía que habitaban en mi y los descubrí concretándose. Tejer, armar una fiesta de cumpleaños, hacer la torta, los souvenir, sacar fotos, jugar al futbol, al tennis, hacer terapia, reencontrarme con viejas amigas, organizar el casamiento, empezar este blog...



eco-arbolito navideño (c'est mon création)


Fue un año intenso, de esfuerzos, de sacar los remos cuando se acababan las pilas, hubo llantos, sonrisas y carcajadas, muchas, mias, de Juan, de él.

Y termino el año sintiendo en la piel esa frase que dice... "sólo sé que no sé nada".
Cualquier cosa puede pasar y no sé cuál pueda ser. No lo sé, no lo entiendo, poco puedo hacer...

Este es mi punto de construcción. Para un lector desatento puede sonarle a vacío. Pero a mí me redobla la apuesta.

Chin chin...


2 comentarios:

Luisina dijo...

Hola! Feliz Año Nuevo...es bueno partir desde ahí...
Me quedo leyendo tu blog

Rocio dijo...

No me sonó vacio, al contrario cada quien sabe lo que le hace mejor y lo que se necesita para hacer de éste un mejor año.
Así que mis mejores deseos y MUY FELIZ AÑO! :o)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Pin It button on image hover